Reunión del comité internacional de redacción de la Declaración de Barcelona sobre el derecho humano a la paz

Parlamento de Cataluña (Barcelona)

La Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos (AEDIDH), en colaboración con el Centro UNESCO del País Vasco, nuestras organizaciones (la AEDIDH y el Instituto Catalán Internacional para la Paz, ICIP)  convocaron el Comité Internacional de Redacción sobre el proyecto de declaración universal sobre el derecho humano a la paz. La reunión se celebró en el Parlamento de Cataluña (Barcelona) del 31 de mayo a 2 de junio de 2010, con el patrocinio de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo y el apoyo del Parlamento de Cataluña.

El Comité Internacional de Redacción se reunió durante tres días hábiles para examinar y ultimar el proyecto de declaración universal sobre el derecho humano a la paz. Para facilitar su labor, el Comité contó con un proyecto de declaración aprobado en Bilbao el 24 de febrero 2010 por el Comité Técnico Preparatorio. El texto final de la declaración universal sobre el derecho humano a la paz, tal como se ha adoptado el 2 de junio 2010 por el Comité Internacional de Redacción, se someterá a la consideración del Congreso Internacional de ONG sobre el derecho humano a la paz que se celebrará en Santiago de Compostela (España) los días 9-10 de diciembre de 2010 con ocasión del Foro Social Mundial sobre la Educación para la Paz.

El Comité Internacional de Redacción estuvo integrado por diez personas expertas internacionales, dos de cada uno de los cinco grupos geográficos representados en las Naciones Unidas, a saber, el Grupo de América Latina y el Caribe (Belela Herrera, exviceministra de Asuntos Exteriores de Uruguay, y Alejandro Teitelbaum, abogado argentino), Grupo Africano (Fatimata-Binta Victoire Dah, antigua Presidenta y miembro del CERD y Zonke Zanele Majodina, miembro del CDH y antigua comisionada para los Derechos Humanos de Sudáfrica), el Grupo Asiático (Anwarul Karim Chowdhury, Secretario General adjunto de la ONU y Kinhide Mushakoji, presidente del Osaka International Peace Centre), el Grupo de Europa Occidental y otros Estados (José Luis Gómez, miembro del Grupo de Trabajo para los mercenarios de la ONU y Douglass Cassel, director del Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Notre Dame), y el Grupo de Europa Oriental (Roman Wieruszewski,  Director del Centro de Derechos Humanos de Poznan y Jasminka Dzumhur, Defensora del Pueblo de Bosnia y Herzegovina). Las personas expertas fueron seleccionadas teniendo en cuenta su competencia y experiencia en materia de derechos humanos, en particular el derecho humano a la paz, su integridad moral, independencia y equilibrio de género.

Durante la ceremonia de presentación de la Declaración de Barcelona en el Auditorio del Parlamento el 2 de junio de 2010, el Presidente de la AEDIDH, Carlos Villán, destacó la satisfacción de su organización respecto a la labor realizada por el Comité Internacional de Redacción en el marco de la Campaña Mundial para el derecho humano a la paz (2007-2010). La Declaración de Barcelona será sometida a la consideración de la sociedad civil durante el Congreso Internacional sobre el derecho humano a la Paz (Santiago, 9 al 10 diciembre, 2010). La sociedad civil internacional será invitada a adoptar la Declaración de Santiago con lo que se completará el proceso de codificación privada del derecho humano a la paz. A continuación, la Declaración de Santiago se promoverá en las Naciones Unidas, en particular ante el Consejo de Derechos Humanos, a fin de iniciar el proceso de codificación oficial del derecho humano a la paz.

El Presidente del Instituto Catalán Internacional por la Paz, Rafael Grasa, comparó el proceso participativo liderado por la AEDIDH a través de su Campaña Mundial para el derecho humano a la paz que ha culminado recientemente con la aprobación de la Declaración de Barcelona con una iniciativa legislativa mundial.

El Presidente del Comité Internacional de Redacción, Anwarul K. Chowdhury, presentó la Declaración de Barcelona, centrándose en sus fortalezas y el concepto holístico de la paz como parte integrante de un derecho humano de nueva generación. También agradeció a los miembros del Comité por sus contribuciones y el espíritu de consenso alcanzado durante la redacción de la Declaración. Por último, leyó el comunicado de prensa del Comité en donde se condena el ataque israelí contra un convoy humanitario en Gaza el 30 de mayo de 2010 al ser un crimen de guerra y un crimen contra la paz. El Comité pidió a las Naciones Unidas establecer una comisión de investigación independiente, que prepare un informe con la finalidad de ser enviado a la Corte Penal Internacional. El Comité también pidió a Israel que ponga fin al bloqueo de Gaza y observe las resoluciones del Consejo de Seguridad relativo al derecho del pueblo palestino a la libre determinación como un requisito previo para garantizar el derecho humano a la paz en la región.

El Presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, recordó el compromiso absoluto del Parlamento con la paz y elogió el contenido de la Declaración. También puso énfasis en la relación directa entre desigualdad y conflicto, que puede aumentar en tiempos de crisis. Por este motivo, señaló que debemos estar atentos. Sugirió también que los gobiernos deben reducir los gastos militares. “La paz no tiene precio, pero la guerra sí” dijo. Por último, condenó los ataques “injustificados y desproporcionados” cometidos por las fuerzas armadas israelíes contra el convoy de ayuda humanitaria el 30 de mayo de 2010, y exigió la liberación de los dos cooperantes catalanes secuestrados hace unos meses en Mauritania.

 

Descargar (Experts%20and%20bios.pdf, PDF, 280KB)

Descargar (Programme_1.pdf, PDF, 243KB)

Descargar (Internal%20rules_1.pdf, PDF, 277KB)

Descargar (BCN%20declaration.pdf, PDF, 371KB)

 

de aumentar en tiempos de crisis. Por este motivo, señaló que debemos estar atentos. Sugirió también que los gobiernos deben reducir los gastos militares. “La paz no tiene precio, pero la guerra sí” dijo. Por último, condenó los ataques “injustificados y desproporcionados” cometidos por las fuerzas armadas israelíes contra el convoy de ayuda humanitaria el 30 de mayo de 2010, y exigió la liberación de los dos cooperantes catalanes secuestrados hace unos meses en Mauritania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *