Diálogo mediante teleconferencia sobre el DHP con el Embajador Anwarul K. Chowdhury

Academia Nacional de la Paz, Shelburne (EUA), 19 Abril 2011

El Congreso Internacional sobre el Derecho Humano a la Paz, celebrado en Santiago de Compostela (España) del 9 al 10 de diciembre 2010, concluyó con la adopción de la Declaración de Santiago sobre el Derecho Humano a la Paz y la aprobación de los estatutos del Observatorio Internacional del Derecho Humano a la paz.

Coordinada por la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos (AEDIDH), la campaña mundial sobre el derecho humano a la paz tuvo como objetivo incrementar la sensibilidad sobre la necesidad de adoptar una Declaración Universal sobre el Derecho Humano a la Paz por la Asamblea General de las Naciones Unidas que incluya medidas eficaces para su posterior seguimiento y ejecución. Para su aprobación no existe ningún obstáculo legal insuperable, ya que este derecho está fuertemente arraigado tanto en la Carta de las Naciones Unidas como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El artículo 28 de la DUDH establece que “Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos”.

Las barreras actuales para la adopción de una declaración son principalmente de naturaleza política, derivadas de la Guerra Fría y la aplicación de políticas de seguridad ya anticuadas. Sin embargo, estos obstáculos pueden ser superados si todas las partes interesadas unen sus esfuerzos para construir una paz justa, duradera y sostenible.

Durante el diálogo con los invitados el Embajador Chowdhury destacó el papel de la sociedad civil en la campaña mudial sobre el derecho humano a la paz. Subrayó que el papel de la educación para la paz tanto formal como no formal en todos los niveles resulta esencial para contribuir a los cambios que son necesarios para el futuro del mundo y la transformación personal, social y política que conduzca hacia la cultura de la paz.

La Academia Nacional de la Paz animó a todos/as a adoptar medidas eficaces tendentes a aprender, compartir y dialogar con otros/as personas sobre el derecho humano a la paz. Se propusieron una serie de ejemplos prácticos:

  1. Descargar y leer la Declaración de Santiago
  2. Compartir la Declaración de Santiago con familiares y colegas
  3. Integrar la Declaración de Santiago y otros instrumentos normativos (la Declaración Universal de los Derechos Humanos o el Programa de La Haya para la Paz y la Justicia) en las escuelas
  4. Organizar un debate informal con los amigos y colegas con la finalidad de debatir la Declaración de Santiago y escuchar la grabación del debate con el Embajador Chowdhury.

Se puede escuchar la conferencia-debate en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *