Presentación de Contribuciones Regionales para una Declaración Universal del Derecho Humano a la Paz

9 de noviembre (Oviedo, España)

El acto contó con la participación de D.ª Noemí Martín, Consejera de Bienestar Social y Vivienda del Gobierno del Principado de Asturias; D. Vicente Gotor, Rector Magnífico de la Universidad de Oviedo; y D. Carlos Villán Durán, presidente de la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Hoy se ha celebrado en Oviedo un acto institucional de presentación del libro, presidido por la Consejera de Bienestar Social y Vivienda del Gobierno Principado de Asturias, D.ª Noemí Martín. Participaron en el mismo el Rector Magnífico de la Universidad de Oviedo, D. Vicente Gotor y el Prof. D. Carlos Villán Durán, presidente de la AEDIDH.

Estuvieron presentes el Director de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, D. Marcos Cienfuegos; el Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Valdés, D. Néstor Fernández; la Directora de Actividades Culturales de la Universidad de Oviedo, D.ª Marta Pérez Toral; representantes de ONG asturianas y de la Universidad de Oviedo, y representantes de numerosos medios de comunicación social del Principado de Asturias.

El Rector de la Universidad de Oviedo felicitó a la AEDIDH y a la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo por la publicación de una obra comprehensiva de cuatro años de intensas actividades conducidas por la AEDIDH en todo el mundo, promoviendo el derecho humano a la paz partiendo del texto aprobado en Luarca el 30 de octubre de 2006.

La obra en comento refleja fielmente las diversidades culturales que existen en el mundo. Al mismo tiempo, demuestra que la sociedad civil es unánime a la hora de reivindicar el valor esencial de la paz, porque en definitiva todos somos iguales. Y en todo el mundo la paz se identifica con la consecución de un triple objetivo: la satisfacción de las necesidades básicas de los seres humanos, la eliminación de todo tipo de violencia y el respeto a los derechos humanos de todas las personas. La Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad de Oviedo y la Procuradora General del Principado, aporta su contribución a la necesaria promoción y divulgación científica de los derechos humanos. La sociedad civil debe continuar aportando su valioso concurso a la construcción de la paz en el mundo.

El presidente de la AEDIDH recordó que la obra es el resultado de un valioso trabajo colectivo de muchas personas e instituciones, animado por la AEDIDH. Agradeció al coeditor científico de la obra, Prof. Faleh Pérez; a los 13 autores que participan en la misma; a los patrocinadores de su publicación; a su editor técnico, D. Cristian Velasco; al autor de la fotografía de la portada,  D. Luis González; y a Imprenta Narcea por su excelente trabajo de reproducción.

Destacó que la obra es trilingüe y contiene 14 declaraciones conjuntas de más de 800 ONG que apoyan el derecho humano a la paz ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas; informes de 20 reuniones de personas expertas en todo el mundo; siete Declaraciones regionales que apoyan el proceso de codificación iniciado en Luarca en 2006; y el resultado de la incorporación de las contribuciones recibidas de todas las regiones del mundo para la redacción de una declaracion universal del derecho humano a la paz, que se concreta en la Declaración de Bilbao sobre el Derecho Humano a la Paz, de 24 de febrero de 2010, que figura en tres idiomas en los anexos del libro.

El libro demuestra que el derecho humano a la paz existe con unos contenidos muy precisos y que la sociedad civil los reivindica con firmeza a sus gobernantes. La paz significa la ausencia de todo tipo de violencia (armada, estructural, cultural…). La Declaración de Bilbao fue a su vez revisada por la Declaración de Barcelona de 2 de junio de 2010, en la que un Comité Internacional de Redacción legitimó los textos previamente aprobados en Luarca y Bilbao. En el próximo Congreso Internacional sobre el Derecho Humano a la Paz, que la AEDIDH organiza en Santiago de Compostela los días 9 y 10 de diciembre de 2010, la sociedad civil internacional será invitada a aprobar el texto definitivo de Declaración y los estatutos del Observatorio Internacional del Derecho Humano a la Paz, que se constituirá en el seno de la AEDIDH para velar por la implementación de esa Declaración en todo el mundo.

Paralelamente, la AEDIDH y las 800 ONG asociadas han obtenido un reconocimiento de su labor en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, toda vez que el pasado 17 de junio de 2010 aprobó la resolución 14/3, por la que encarga a su  Comité Asesor la redacción de una declaración sobre el derecho de los pueblos a la paz.

La AEDIDH reitera que el Gobierno español debe apoyar resueltamente a la sociedad civil en su demanda de que las Naciones Unidas redacten una Declaración universal del derecho humano a la paz. También se invita a todos los actores internacionales a integrarse en la Alianza Mundial a favor del derecho humano a la paz; e invita a Asturias a declararse Zona Internacional Cultura de Paz y Derechos Humanos, como lo ha hecho la Comunidad Autónoma de Canarias el pasado 29 de octubre de 2010.

La Consejera de Bienestar Social y Vivienda del Gobierno del Principado de Asturias subrayó la necesidad de que el derecho humano a la paz sea reconocido internacionalmente y expresó la solidaridad de Asturias con los pueblos saharaui y palestino, cuyos conflictos debieran solucionarse urgentemente mediante la aplicación del Derecho internacional. Apoyó el objetivo de la AEDIDH de obtener de la Asamblea General de las Naciones Unidas una Declaracién universal del derecho humano a la paz, por lo que su Consejería se felicita por haber patrocinado la publicación de esta obra colectiva, que recoge aportes muy valiosos para la definición internacional de la paz como derecho humano. Recordó que la violencia estructural está presente en el mundo, como lo demuestran los 1.400 millones de seres humanos que, según cifras del PNUD, malviven en el mundo con menos de un dólar diario, por lo que es necesario un nuevo orden económico internacional que ayude a superar las diferencias económicas y sociales existentes en el mundo, así como la erradicación del uso de la fuerza en las relaciones internacionales. Tras felicitar a la AEDIDH por su valiosa iniciativa a favor del derecho humano a la paz, aseguró que Asturias seguirá siendo el motor social e institucional que impulse la codificación de una declaración universal del derecho humano a la paz.

En el debate posterior a la presentación del libro la Prof.ª Dra. D.ª Mercedes Fernández (Universidad de Oviedo), redactora de la Declaración de Luarca, solicitó precisiones sobre el camino que se plantea la AEDIDH para obtener la codificación definitiva del derecho humano a la paz en el plano internacional. También se debatió sobre la necesidad de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sea reformado en su composición, de manera que los 192 Estados miembros de la Organización estén mejor representados, y se revise el derecho de veto que todavía conservan desde 1945 las cinco potencias que vencieron en la Segunda Guerra Mundial y que en la práctica se traduce en una dolorosa parálisis del Consejo de Seguridad ante los numerosos conflictos armados que asolan el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *